Tips para salir perfectos en las fotos.

Las imperfecciones son molestas a la hora de estar en el lente de una cámara y más en la actualidad, con las redes sociales por eso queremos darte unos concejos.

Evita tomar fotos desde abajo: tomar fotos desde abajo le da un toque de tensión y te agrega kilos de más. La mejor postura para el fotógrafo es al nivel de los ojos. Así evitarás el efecto de un mentón ancho o doble.

Cuidado con tomar fotos desde arriba: así tu cabeza parecerá más grande y el cuerpo, más pequeño por lo que no es recomendable hacer una foto desde ese ángulo.

El ángulo perfecto: casi todas las personas tienen rostros asimétricos. Por eso decide para ti, cuál de los lados de tu rostro te gusta más y voltea a la cámara justo con ese lado.

Mejillas adentro: si quieres quitar las mejillas, no las metas hacia adentro. Simplemente voltea en tres cuartos y toca el paladar con tu lengua.

Mirar debajo del lente: esta mirada luce amenazadora y hace que tu nariz luzca más larga. La opción correcta es mirar directamente la cámara.

Levantar el mentón puede ser genial: para las fotos de perfil, levanta un poco el mentón para que tu cara luzca más expresiva. Gracias a este truco tu cuello lucirá más largo y las mejillas, más angostas.

No hagas DuckFace: ¿Quieres imitar un beso? No forces la cara con la mímica porque te arriesgas a obtener una “cara de pato” que no sea sexy.

Sonreír de forma natural: Una sonrisa reservada y ligera hará tu cara más agradable mientras que una sonrisa ancha resaltará tus arrugas.

Aplica estas pequeñas técnicas y verás espectaculares cambios en tus fotografías.