INTELIGENCIA EMOCIONAL SIN REPRESIÓN

 

INTELIGENCIA EMOCIONAL SIN REPRESIÓN

La premisa del autocontrol es que no debe existir conflicto interno, con lo cual se deben gestionar las emociones a través del intelecto, la reflexión y la real autoconciencia, aprendiendo a identificar y comprender el porqué de la emoción y a partir de ahí decidir cambiar la forma de percibirla y así entender la mejor forma de regularla.

Como lo describe M.Merce Conangla en su libro ‘Crisis Emocionales: Cuando no somos capaces de gestionar estas emociones correctamente a través del intelecto y el sentido común, pueden ocurrir dos cosas; 1- Reprimirlas, modo del “neurótico” (pienso pero no digo) la violencia es interna, nos “degollamos” psicológicamente. 2- Expresarlas desproporcionalmente y contra los demás,  modo psicópata (hago pero no pienso), casi siempre trae consecuencias en nuestro entorno. Por ello es tan importante no reprimir la emoción sino buscar la forma de entenderla y regularla conscientemente, pues la forma en que percibo la emoción transforma el sentimiento, de igual forma es importante cuando entramos en un desequilibrio o desbordamiento emocional distanciarnos del momento o la situación y vernos desde afuera como un espectador, para poder parar, hacer una pausa y ser capaces de procesar la emoción  de forma inteligente y no solamente de forma reactiva.

Hay formas y actitudes que favorecen signiFIcativamente el fortalecimiento del aprendizaje emocional

1. Mejore su autoconfianza: Algunas formas son a través de la postura corporal, hombros atrás, cabeza levantada y  brazos levemente en posición expandida;  otra  es enviando evidencia a su cerebro de su inmensa capacidad a través del aprendizaje constante y la aplicación práctica de éste. Además, una de las más efectivas es la visualización creativa donde usted se ve, se oye y se siente tal como realmente le gustaría ser y le gustaría que lo vieran. Y para complementar esta visualización lo ideal es buscar situaciones donde pueda poner a prueba su autoconfianza aunque en un principio sienta temor, el mejor remedio contra el miedo es la acción. Así que adelante!

2. Altruismo y servicio: Su capacidad para ayudar y servir a otros genuinamente contribuye  a su nivel de bienestar y satisfacción personal generando un bien social, además estimula su empatía, sentido de compasión y generosidad hacia el mundo.

3. Agradecimiento: El sentimiento genuino de gratitud por cada cosa que existe en el mundo o que usted recibe, tiene o es; así como de las lecciones que se le presentan para aprender, es en definitiva uno de los mayores sentimientos que cada persona debería desarrollar diariamente pues la gratitud sincera cambia la perspectiva de la vida y genera a su vez más gratitud.

4. Realice pequeños cambios: Es decir, cada vez que es capaz de reaccionar de forma diferente y más adecuada ante una situación que le desequilibra emocionalmente, está dando un paso muy significativo que lo acerca de manera progresiva  hacia la maestría emocional.

Y  para terminar sería importante seguir este planteamiento del Dr. Alonso Puig: “Cambie hábitos de pensamiento y entrene su integridad honrando su propia palabra. Cuando decimos “voy a hacer esto” y no lo hacemos, alteramos físicamente nuestro cerebro. El mayor potencial es la conciencia.”