EL ELEGANTE ÍCONO DE LA MODA, JACINTO VARÓN

 

 

 

Trabajar con humildad, constancia, hacer bien las cosas y tener visión son las claves del éxito”.

 

 

 

 

 

La icónica Coco Chanel un día dijo: “ La moda no existe sólo en los vestidos. La moda está en el cielo, en la calle, la moda tiene que ver con las ideas, la forma en que vivimos, lo que está sucediendo”, tal vez esta fue la definición que vivió el emblemático sastre Jacinto Varón, un hombre oriundo del corregimiento de Cajamarca que se radicó en Ibagué en la década entre los 50 y 60 con el fin de huir de la violencia y así cumplir su sueño de ser el mejor sastre de la ciudad. Un hombre que dejó un gran legado gracias a su dedicación y al amor por el arte de perfeccionar la moda en su propia sastrería, empresa que hasta la fecha lleva su nombre haciendo que Jacinto Varón hoy transcienda en el tiempo gracias a la moda.

Quienes lo llegaron a conocer lo describen como una persona responsable, carismática, jocoso, un caballero que tenía un excelente gusto por la moda, y quien siempre demostraba su inmenso amor por el trabajo, el mismo que tuvo hasta los últimos días de su vida. Cuando Jacinto falleció en 1995 su familia, amistades y clientes dedicaron sus lágrimas; un ícono había partido.

A pesar que había dejado a sus seres queridos, la sastrería Jacinto Varón ya poseía un gran reconocimiento en la ciudad de Ibagué, aquella pequeña empresa dedicada a la moda masculina debía continuar y justo en ese momento cuando empezaron a tener nuevos cambios llegó al mando Nelson Fernando Varón, uno de los hijos menores (el octavo de diez hermanos), quien acompañado por sus hermanos y desde hace 18 años principalmente por su hermana menor Nora Varón (novena hija) fortalecieron esta icónica empresa.

Al comienzo nada fue fácil, como todo nuevo proceso las problemáticas en seguir este labor se presentaron, sus clientes solo preferían la asesoría de Jacinto Varón, el sastre que siempre los vistió; no obstante, Nelson y su hermana recobraron la confianza de sus antiguos clientes al seguir con la tradición de su padre, reflejando con el paso de los años aquel eslogan que siempre lo ha identificado, “elegancia, tradición y calidad”.

En la actualidad esta sastrería se ubica en la calle 16 con carrera 1°, ha evolucionado gratamente, ahora es una marca que no solo tratan con las tendencias de moda de los caballeros, sino que también les ha brindado la oportunidad de generar una fidelidad por parte de las mujeres e incluso de sus propios hijos, manejando la línea clásica, la americana, la europea y en algunas ocasiones ha estado brindando una moda casual y refrescante.

Como lo llega a expresar Nora Varón, hija de Jacinto Varón y subgerente administrativa de la organización, “lo más gratificante es ver las sonrisas de satisfacción por parte de los clientes cuando los guiamos, les confeccionamos y les entregamos cada uno de sus pedidos, prácticamente eso nos genera un orgullo el seguir los pasos de nuestro padre y el poder seguir fortaleciendo esta empresa familiar”.

Por otro lado, el servicio que ha estado brindando la sastrería Jacinto Varón durante sus 60 años, ha sido y será siempre de calidad más no de cantidad, su especialidad es crear vestuarios personalizados, plasmando el estilo de cada persona bajo las nuevas tendencias de la moda, pero nunca olvidando ese toque elegante y clásico que los caracteriza. En ocasiones los diseños parecen imposibles de hacer, pero al fin de cuentas, para Nelson Varón y su equipo de trabajo lo imposible siempre será posible.

Pueda que la industria de la moda nunca sea fácil y más cuando se tiene el reto de estar a la vanguardia, vivir en un constante aprendizaje frente a las nuevas tendencias y el llegar a trabajar con materiales que son un total reto; sin embargo, eso es lo interesante en este arte, donde todo cambia y se perfecciona, y las tendencias vienen y van.

Por ejemplo, en estos meses las personas han estado atentas de la temporada primavera – verano, donde los colores  pasteles son los más utilizados, el material de olan de lino es el indicado, y las nuevas prendas como las chaquetas, pantalones o faldas traen toques sofisticados y actualizaciones, destacando la figura de más de uno” – expresó Nelson Fernando, hijo de Jacinto Varón, sastre y gerente de la compañía.

La marca Jacinto Varón en el largo trayecto ha tenido grandes oportunidades para brindar sus servicios, llegando a complacer a alcaldes, gobernadores, senadores, representantes a la cámara e incluso artistas del Tolima, donde no solo sus diseños y confecciones se ha quedado en el departamento sino que ha logrado tener reconocimientos a nivel nacional.

 

 

0