BUEN SEXO Y SALUD

La sexualidad como aspecto fundamental del ser humano debe ser guiada por valores, principios, inteligencia, mentalidad libre, y enriquecedoras prácticas. El amor, el afecto, el placer, la salud y la comunicación administrados efectivamente cumplen  un papel importante para la vida sexual y  las relaciones saludables.

Tanto en hombres como en mujeres estar sanos de cuerpo y mente repercute en una sexualidad más satisfactoria y  viceversa.  Por lo tanto, aceptar y disfrutar  la sexualidad implica hablar de salud sexual como experiencia gustosa de bienestar físico, psicológico, social, cultural, y sus expresiones libres, voluntarias, responsables y preventivas para gozarla plena e integralmente,  viajando al otro lado de la  culpa, el miedo, los mitos, tabúes  y  vergüenzas.

El sexo está en el cerebro, calificamos o apreciamos como positivo o negativo el  desarrollo de nuestra vida sexual  según nuestros pensamientos, ideas y creencias en torno a este tema. La parte más inteligente del cerebro es la que inicia la disposición sexual; entre más se piensa lo malo, más se inhibe la posibilidad de desear y de sentir placer.

sensualidad

¡Dime con quién te acuestas, pero también dime cómo!

Esta expresión determina en gran parte el desarrollo de una vida sexual grata. Cuando se menciona la frase  “buen sexo”, no solamente se recrean  las posturas sexuales ni los rituales usados para lograr adecuadas encamadas. Buen sexo habla de la calidad de las caricias, los besos, los abrazos, lo excelso del encuentro y la emoción que produce, así como la vibración de un placer cultivado que nos deja una  experiencia  percibida como realmente plácida.

La comunicación sexual asertiva, la confianza, la complicidad con la pareja, la exploración de fantasías, el erotismo disponible, la chispa de locura, la risa, los prolegómenos, el durante y el después son indispensables para beneficiarnos de las bondades a corto, mediano y largo plazo  del sexo. Entre más satisfactoria es la relación sexual mejores son las ganancias para cuerpo y la mente.

Erotismo y salud sexual

Dice Walter Riso “La novedad produce dos emociones encontradas: miedo y curiosidad. Mientras el miedo actúa como un freno, la curiosidad obra como un incentivo que nos lleva a explorar el mundo y a asombrarnos”. El erotismo es la construcción cultural del sexo, es novedad,  asombro, misterio, curiosidad, creatividad, hace parte de la sexualidad pero no depende de ella y permite como filosofía de vida crear un ambiente más motivador donde se piense, se viva y se perciba mejor al otro. El erotismo humaniza el sexo, lo hace rico e  infinito.

Cultivar el erotismo, liberarnos  de mitos, prejuicios, tabúes, tener una mentalidad  refinada y apta para introducir nuevos conceptos, fantasías, imaginarios hace que la intimidad y la relación se torne mucho más cómplice y divertida, menos rutinaria y desaliñada. El erotismo es sensitivo y tiene muchos privilegios que aportan a solucionar diversos problemas  y disfunciones sexuales femeninas y masculinas. Uno de los limitantes de la sexualidad es precisamente el de tener esa mente estrecha que cocina en exceso ideas castradoras del placer, adobándolas en el pecado, lo perverso y  lo prohibido, cuando en el sexo nada lo es, si no le hace daño a la misma persona, a su pareja o a terceros. El erotismo permite el autoconocimiento, la autorrealización, no podemos dar de lo que no tenemos, el placer depende de nosotros mismos, de nuestro cultivo, del conocimiento de nuestro cuerpo, de darnos permiso para vernos, vivirnos y sentirnos sexualmente,  este es un gran paso para  disfrutar de las buenas relaciones, del buen sexo y de una buena salud.

los-5-tabues-sexuales-femeninos-y-que-hacer-con-ellos-para-disfrutar-mas

tips para que el erotismo fluya en pareja:

  1. Comprenda que la sexualidad es parte de la vida e implica más que un solo comportamiento sexual, va más allá de la genitalidad.
  1. Haga reconocimiento y uso de los derechos sexuales y reproductivos que todos compartimos.
  1. Supere las barreras acerca de la sexualidad, busque información clara y adecuada que lo alejen de la inseguridad y la dificultad para hablar del tema.
  1. Aléjese de mitos y prejuicios que le impiden ver de manera positiva la sexualidad. Y confronte sus dudas con un profesional en el tema.
  1. Aumente su autoestima sexual y adopte el buen sexo como un valor para que viva experiencias más placenteras, eróticas, sensitivas, afectivas y consentidas.
  1. Mantenga buenos hábitos, administre el consumo del alcohol y el tabaco, pues estos aumentan el riesgo de padecer enfermedades que afectarán la función sexual. Modifiqué estas conductas e incluya más ejercicio físico y mental.
  1. Imagine más, no le tenga miedo a sus fantasías y deseos, estos enriquecen el sexo y lo motivan para una mejor intimidad, Inventar juegos, divertirse y reírse le agregan picante y entusiasmo el encuentro amatorio.
  1. Disfrute como sibarita del más alto nivel que el erotismo le agrega al sexo. Esto le creará un equilibrio mental y físico que hará excelsa la sexualidad a solas y en pareja.